Conmigo Viajas
Plataforma pesquera con estructuras de madera y una casa verde con tejado azul flotando en el medio de una bahía. Al fondo rocas kársticas de relieve muy escarpado cubiertas de vegetación. A la derecha se ven más casas flotantes de colores.

La Bahía de Halong es uno de los sitios de Vietnam más visitados por los turistas, uno de esos sitios a los que no puedes faltar si vas a Vietnam. Fue nombrada Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco y una de las 7 maravillas naturales del mundo.

Más de 1960 islas e islotes de roca caliza cubierta de vegetación dispersadas por la bahía, poblados flotantes de pescadores, numerosas cuevas y lagunas. Muchos de los islotes tienen nombres de acuerdo a su forma, como Hòn Gà Chọi (gallos peleando), Hòn Con Cóc (sapo), Hòn Yên Ngua (silla de montar).

Además de un paisaje verdaderamente bonito, este lugar tiene también mucho interés biológico. Las islas son básicamente pilares así que la mayoría están deshabitadas y su naturaleza no se ha visto alterada por el ser humano.

Ha Long significa dragón descendente. No se sabe con exactitud el porqué de ese nombre pero hay varias leyendas. La que más me gusta es la que dice que el Emperador de Jade pidió a la Madre Dragón y a sus hijos bajar a la Tierra a ayudar a los vietnamitas a luchar contra los feroces invasores que venían del norte a través del mar. Los dragones incineraron a los enemigos con su fuego y lanzaron esmeraldas gigantes. Las esmeraldas quedaron esparcidas por el campo de batalla en la mar y formaron un muro defensivo que hizo que la flota enemiga se hundiera.

Tras miles de años, las esmeraldas se convirtieron en islas de diferentes tamaños y formas. Después de la batalla, la Madre Dragón y sus hijos no regresaron al cielo, sino que se transformaron en humanos y ayudaron a los habitantes de la bahía a plantar, cultivar y criar ganado. Para recordar la ayuda de los dragones, llamaron a la bahía donde la Madre Dragón descendió “Ha Long” y la bahía donde descendieron sus hijos “Bai Tu Long”, que significa “gracias a los hijos del dragón”.

Esta leyenda es parte de la creencia general de que el pueblo vietnamita tiene orígenes de dragón.

Información útil para ir desde Hanoi

Puedes visitar la bahía de manera independiente pero los vietnamitas no te lo pondrán fácil y la diferencia en el precio no será demasiada.
Lo mejor es contratar un viaje combinado desde Hanoi. Lo difícil es elegirlo porque hay miles de agencias (algunas con el mismo nombre) y todas te lo pintan muy bonito. Se pueden hacer excursiones de 1, 2 o 3 días.
En las de un solo día básicamente te llevan a la bahía y te dan una vuelta en barco. La diferencia en precio dependerá de si vas en autobús local o en minivan y de la calidad del barco y el tiempo de espera en el puerto.
En las de dos días se duerme en el barco, en una zona de la bahía reservada para ello. Las actividades, además de navegar por la bahía, pueden incluir kayaking, visitas a cuevas o poblados flotantes de pescadores, nadar o tomar el sol, actividades nocturnas como karaoke, “hora feliz”, pescar calamares, clases de tai-chi por la mañana, clases de cocina…
En las de tres días se suele además visitar el parque nacional de Cat Ba, hacer algún trekking o algún paseo en bicicleta.

Como el tiempo estaba bastante regular y llovía a cada rato, pensé que quizá tres días sería mucho así que me decidí a hacer la de dos días. Tras visitar varias agencias y preguntar en mi hostal, llegué a la conclusión de que hay 3 tipos de excursiones (con sus matices): Barata, Normal y De Lujo.
Hay agencias que venden la Barata, te la muestran y te dicen el precio (entre 35-60 $ por 2 días y una noche) pero te advierten que el servicio que recibes no es el más aconsejable. He oído historias de ratas, cucarachas, robos, esperas interminables, hasta escorpiones en las camas…
La De Lujo seguro que es una gozada pero los precios suben de 200 $ por una noche (tras una mala entrada en Vietnam y un par de días un poco duros a punto estuve de contratarla pero una sola noche en una habitación decente para mi solita me bastó para volver a “mi estado normal de felicidad”).
Me decidí por la Normal y elegí entre las dos agencias que más seguridad me daban, donde el o la comercial conocía lo que vendía, me respondió convincentemente a todas las preguntas que le hice y no intentaba regatear ni me ofreció descuentos del precio del folleto. De esas dos, elegí la que me ofrecía dormir en una isla privada en vez de en el barco, hacer más recorrido por la bahía y más tiempo de kayak, que me encanta (2 días, 1 noche con Ocean Tours en habitación compartida por 89$, todo incluido excepto las bebidas).
Los guías que venían con nosotros eran simpáticos y, aunque los servicios de la agencia y las actividades organizadas tampoco fueron una maravilla, mis compañeros de viaje y el maravilloso lugar hicieron la experiencia memorable.

Artículos Relacionados

Cuéntame

Tu dirección de email no se publicará. Los datos obligatorios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR