Conmigo Viajas

Esta es la receta de mi segunda ensalada birmana favorita. Mi preferida es la ensalada de hojas de té pero no creo que sea muy útil explicárosla porque, aunque su preparación es fácil, los ingredientes que lleva no podréis encontrarlos ni siquiera online. Si tenéis ocasión de probarla, hacedlo; aunque suene raro ponerle té a una ensalada os aseguro que está muy muy rica.

Pero vamos con la ensalada de judías verdes. Es tan sencilla que parece incluso ridícula la necesidad de una receta pero yo, personalmente, nunca había comido judías verdes de esta manera y están deliciosas. El secreto (al igual que en la anterior receta) es cocer las judías muy poquito, de manera que quedan crujientes y no pierden sabor ni color. Y los cacahuetes le dan el toque oriental que me encanta.

Ingredientes:

  • 200 gr. de judías verdes redondas (frescas y cuanto más tiernas mejor, nada de judías de bote o lata)
  • Una cebolla pequeña
  • Un chorrito de aceite
  • Media cucharadita de cúrcuma
  • Un puñadito de cacahuetes tostados
  • Sal

Preparación:

  • Se pone abundante agua a cocer (suficiente agua para que no se rompa la cocción al introducir las judías)
  • Cuando esté hirviendo (pero bien, bien, nada de 4 burbujitas; ¡paciencia!… que nos conocemos) se cuecen las judías entre 3 y 4 minutos. Sí, has leído bien, las queremos crujientes y con todo su sabor, toda la vida las hemos estado cociendo demasiado (al menos yo).
    Cazuela metálica sobre hornillo portátil de gas. Agua con judías verdes cociendo. Se ve una mano removiendo el agua con una cuchara de madera.
  • Se escurren, se enfrían con agua fría y se presionan un poco para quitarles el agua, las queremos secas.
  • Se parten en trozos y se reservan.
  • Se pica la cebolla en rodajas finas.
  • Se pone un poco de aceite en una sartén al fuego. Cuando esté caliente, se fríe la cebolla a fuego medio-bajo durante un par de minutos y después se añade la cúrcuma. Se sigue friendo hasta que esté crujiente.
  • Se trituran los cacahuetes.
  • Se pone todo en un bol, se sala y se mezcla.

Ya está, así de sencillo.

Plato de cerámica blanca, con el centro hondo, que contiene una ensalada de judías verdes redondas, cacahuetes y cebolla frita. Una cuchara metálica descansa sobre el plato y bajo las judías en la parte superior de la foto

Artículos Relacionados

Cuéntame

Tu dirección de email no se publicará. Los datos obligatorios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies